Claridad

Claridad en otras palabras es la manera en que los expertos se refieren a los defectos naturales que vienen acompañados con el diamante. Generalmente es muy difícil determinar la claridad del diamante a simple vista, por lo que debe utilizar una lupa de 10 x de aumento para determinar lo que se considera un defecto. Debido a que estos defectos son microscópicos, no afectan generalmente la belleza fisica del Diamante de ninguna manera visible.

Es importante resaltar que cualquier diamante que posea defectos visibles a simple vista es de un valor muy bajo, y por lo general no tiene un gran valor, ni al comprarlo, ni cuando lo deseas vender ( nuestra empresa recomienda no comprar diamantes con defectos visibles al ojo bajo ningún precio).

La claridad del diamante tiene muchos factores importantes que deben tenerse en cuenta al certificar un diamante, por ejemplo: el tamaño del defecto, la ubicación, la cantidad de defectos, si son externos o internos, etc.. cada uno tiene un nombre especial e una importante significación.

Las imperfecciones pueden ser materiales extraños como: otros cristales, burbujas de aire dentro del diamante, o imperfecciones internas, tales como pequeñas grietas dentro de la piedra o puntos negros de carbón.

La GIA ha creado una escala de claridad para que la gente sepa el nivel de claridad que tiene cada diamante.

El nivel más alto de claridad es FL – Flawless (impecable), es la perfección en otras palabras, no tienen defectos de cualquier tipo visible en un aumento de 10x o superior.

Luego viene IF – Internamente sin defectos, muy similar a la FL, pero la superficie del diamante tiene algunas imperfecciones diminutas, sin embargo, no son visibles con un aumento de 10x, sino se necesita un aumento de 40x para poder verlos; por lo cual es considerado por muchos como FL.

El siguiente es el grupo de VVS que se divide en dos,  VVS1 y VVS2 – Muy Muy pequeños defectos, que son muy difícilmente visibles con 10X de aumento (sólo por un experto), VVS1, posee un grado de pureza superior al VVS2.

Ahora viene VS que también se divide en dos, VS1 y VS2 – Muy poco defectos, y esta vez cualquier gemologo experienciado lo puede ver con aumento de 10x.
La diferencia entre VS1 y VS2  depende de la ubicación de la inclusión y el tamaño de la misma. Es evidente que un pequeño cristal negro en el centro del diamante será un VS2 mientras que el mismo defecto en un ladito seria VS1.

El grupo SI – Ligeramente incluido, es la última categoría comercial, defectos que cualquier persona puede ver con una lupa de 10x.

Estas inclusiones no son visibles a simple vista. El grupo SI, también se divide en dos SI1 y SI2 dependiendo de la ubicación y el tamaño del defecto. (algunas instituciones opinan que tambien existe el SI3).

El último grupo que existe es el “I” que representa a los diamantes cuyas inclusiones se pueden ver por cualquier persona a simple vista.  Estos diamantes no deben ser comprados ya que ellos básicamente no valen nada. Este grupo se divide en I1 , I2 y I3, dependiendo de la ubicación y tamaño del defecto!

newclarityPara estar absolutamente seguro de la claridad de un diamante, el mismo tiene que ser revisado en un laboratorio conocido, (El laboratorio revisa el diamante con un microscopio avanzado en busca de cualquier defecto posible) o por un experto con una lupa de 10x, porque una persona común no puede encontrar las inclusiones en el diamante por sí mismo.El laboratorio mas popular del mundo es el GIA, que es el laboratorio más preciso, en relación con cada detalle del diamante. La mayoría de los diamantes de nuestra empresa vienen con el certificado “GIA” que da más confianza a los clientes al saber que el diamante que están comprando es real y no falso.

Consejo:

No ponga sus joyas agrupadas en una caja o en una bolsa, ya que los diamantes podrían rallarse por el contacto entre uno y otro.